miércoles, febrero 22, 2006

¿Hay una edad para ser aventureros?

Hace días nos preguntábamos eso a raíz de una conversación con un conocido.

Tener espíritu de aventura, arriesgarse, siempre es asociado a los muy jóvenes...

Para mi esto es un estereotipo castrante.

Recuerdo cuando estaba en el colegio y la mayoría dependíamos de nuestros padres, todo mundo decía que no hacía tal o cual cosa porque "sus padres no se lo permitían"...

Luego vino la Universidad y ahora la excusa era "primero hay que terminar la carrera", luego "había que conseguir trabajo", empezaron a casarse, llegaron los hijos... y la excusa final fue "tengo que cuidar de mi familia"

Fueron pasando los años y la "familia" sigue siendo la excusa más usada... "mis hijos", "mi esposo(a)", "perdería mi status", "allá no soy nadie", "aquí están todas mis amistades ¿Para qué?" y así hasta el infinito.

Disculpen lo que voy a decir pero, somos una generación de cobardes y cómodos.

Solo cuando hay una debacle, salimos en fuga hacia Europa o Estados Unidos. Antes no importa qué nos hagan ni como nos traten, nos quejamos pero seguimos aquí.

Si alguien decide ser aventurero, probar otros rumbos por gusto propio, sin presiones de ningun tipo, es como si hablara chino, simplemente no lo entendemos.

Preguntamos: ¿Cómo? ¿Por qué te vas? ¿Y tu trabajo? ¿Y tu esposo, tu esposa qué piensan de ello? ¿Y tus padres? ¿A quién tienes allá?

Preguntas todas estas que destilan miedo, temor a dejar la comodidad ilusoria.

He sabido de personas que han dejado perder residencias norteamericanas porque su esposo tiene un buen trabajo aquí... antes del feriado bancario, claro...

¿Por qué da tanto temor mudarse a otro país?

Conste que no estoy hablando de los que migran por obligación, NO. Hablo de los que migran porque así lo deciden.

Creo que todos los temores surgen de vivir fantasías. La fantasía del trabajo estable, la fantasía de los padres inmortales, la fantasía de los hijos que nunca crecerán, la fantasía de que todo será mejor en el futuro, la fantasía del patriotismo mal entendido...

En cierta ocasión, me tocó conversar con un doctor en Medicina, que tenía 92 años de edad. El estudió en Estados Unidos y, al graduarse le ofrecieron trabajo y casa pero su madre "lo necesitaba" y no acepto... volvió al Ecuador. Pasaron los años, su madre murió, sus amigos se mudaron de ciudad o de sector. No pudo obtener una oferta como en aquella época.

A medida que me iba contando su historia repetía "¿Qué podía hacer yo? Así me tocó".

Le pregunté si pensó en trabajar y llevarse a su madre con él. Enmudeció. Al rato agregó "No hubiera sido bueno para ella, eso creo..."

Entendí que no era solo su madre sino que él tenía miedo también. Y no tenía apoyo. Si lo iba a hacer tendría que hacerlo solo. Eso atemoriza a cualquiera.

Pero está también la otra cara de la moneda. Los que se arriesgan y cuando todo resulta, demuestran que tenían razón y el resto de su familia los sigue. De esos he conocido algunos también y para mí, son un ejemplo seguir. Aventureros reales en esta época son difíciles de encontrar.

Hasta ahora no he encontrado a nadie que le haya ido REALMENTE mal. Siempre regresan porque "extrañan", "porque le deben algo al país", "por sus padres", "porque no se acostumbran", "por la comida" (Se dan casos), etc..

Algunos no estarán de acuerdo porque la migración obligada nos ha impactado mucho y eso nos prejuicia al dar la opinión, simplemente no podemos apartar de nuestra mente las historias desgarradoras (Menos de las que se inmaginan) de los migrantes obligatorios.

Si por un instante, puden hacerlo, limpien esos recuerdos, lean estas líneas y descubrirán algo nuevo, como lo hice yo y es lo que trato de transmitir.

Que tengan un buen día.

12 comentarios:

Luunna dijo...

Ingrid querida que lindo verte postear,todo un tema, te cuento me toco imigrar por obligacion mi marido partio primero y nos pidio que nos reunieramos con el, era cerca cordillera por medio, pero no por eso otro pais, otras costumbres, te cuento los primeros dias lloraba cuando iba a dejar las chicas al colegio, en fin, si vas a Roma has lo que hacen los romanos, y asi pasaron 20 años, criamos a nuestros hijos, y hace cuatro en la ultima crisis Argentina, decidimos volver a nuestro pais,nuestras hijas mayores se quedaron,no es facil, no fue mi eleccion de vida, pero la pase, ahora hay que ser muy buscavidas, para hacerlo una persona timida no lo pasa bien
Un abrazo
Luunna

Ludovico dijo...

las decisiones de vida son dificiles. a mi madre le toco, se las jugo para venir a ecuador a intentar hacer su vida aca. empezo desde cero con mi padre. hasta ahora tiene problemas de aadaptacion. pero ahi estamos. la aventura de ser humanos... es la unica que nos alimenta

principemestizo dijo...

todos dia a dia nos enfretamos a decisiones unas trascendetales y otras no tanto, te fel;icito muy buen post, un abrazo desde republica dominicana

|_Bonny_| dijo...

Yo lo unico que estoy esperando es terminar mi carrera, y luego emprendo mi aventura.

Saber 5 idiomas y no poder hacer uso de ellos en tu pais es muy frustrante.

Iván Gabriel dijo...

Es cierto que tomar una decisión de este estilo es muy fuerte, cuando tuve la oportunidad de salir al primer instante lo hice, casi casi sin pensarlo. Ya estando fuera me tocó aprender muchas cosas, creo que puedo decir que necesité madurar más rápido de lo que esperaba, aún así cuando apareció la opción de quedarme fuera del país apareció aquél miedo del que hablas, el de comenzar desde cero, el de pensar en todo lo que dejas atrás y a quienes dejas atrás. Al final mi decisión fue la de regresar.

Regresé por dos motivos que a mi criterio aún me ataban al país, el primero era porque apenas me faltaba un año para terminar mi carrera(terminarla afuera hubiera representado 2 a 3 años de retraso y $6000 más en gatos :S, además fue la universidad la que me envió becado para allá a participar en un intercambio ) y el segundo es el que aún estoy peleando, antes de salir creé una empresa pensando no sólo en lucrar de ella, sino mostrarle a todos que se pueden hacer las cosas bien aquí, sin necesidad de jugar sucio y utilizando nuestra creatividad.

He recibido algunas lecciones en cuanto a esto, probablemente si me hubiera quedado en Europa hubiera conocido muchas más cosas, también hubiera tenido un nivel de vida mucho más estable y no me enojaría tanto con las injusticias que hay en nuestro país, pero también me hubiera sentido frustrado al saber que sólo veo desde afuera cómo se luchan batallas día a día por mejorar, prefiero ser actor y tratar de lograr un cambio que ser sólo un espectador y quizá después de 15 a 20 años poder decir: yo ayudé a construir esto, en lugar de: miren qué bonito, al fin ha cambiado.

No puedo negar que después de haber visto el mundo desde afuera nuestros errores se ven mucho más claros, lo que quieras hacer con respecto a ellos ya se vuelve cuestión de una decisión personal.

No es una crítica, es simplemente el punto de vista de otro individuo desde otra perspectiva. Además, considero que arriesgarse es una excelente opción, siempre y cuando sepas cuales son las consecuencias y estés dispuesto a aceptarlas.

PD: Una cosa más que es indudable, Europa me encanta como destino turístico :P y pos si no hubiera tanto que hacer por acá, no dudaría en quedarme por allá, pero quizá entonces ya no habría mucho que hacer aquí con lo cual no dudaría en quedarme acá... je je, vaya lío :P

Ingrid dijo...

Gracias a todos por comentar. Disculpen la demora pero estoy en Australia.

Ha sido muy bueno leerlos a todos.

Saludos.

Valérie dijo...

Hola Ingrid! Soy de Canada y ahora estoy estudiando español en Barcelona hace 2 meses ya.Mi viaje en España es una gran aventura para mi porque no conocia a nadie antes de venir aqui y estoy descubriendo nuevas cosas todas las semanas y nuevas costumbras.Debia empezar la universidad este invierno pero decidi venirme a Europa. Creo que es bueno tomar un rumbo diferente que el que creia . Leimos tu post en la clase porque estamos hablando de los aventuras.Tuvimos una debate sobre el tema de la edad par ser aventureros y llegamos a la misma conclusion que tu:"No hay edad para tener una vida de aventura" sin embargo las aventuras estan difentes según la edad.

Luis-Stéfanie dijo...

Hola,
Estudiamos tu entrada en clase y estamos de acuerdo con tu punto de vista. Vivimos en una sociedad de obligaciones, tenemos que aprovechar la vida aunque no es tan facil.
Que tenga un buen dia.

Ingrid dijo...

Hola, Valérie y Luis-Stéfanie :)

Me da mucho gusto que este posteo haya servido para sus clases de español o ¿Debo decir castellano?

¿De que parte del Canadá son? ¿Francesa? Mi francés está oxidado pero me atreveré a escribir algo:

Vous dites la verité, Valérie, les personnes agées n´ont pas le meme gouts que les jeunes.

Gracias a ambos, por dejar comentarios.

Saludos,

Ingrid.

Anónimo dijo...

coincido con tus apreciaciones ingrid yo tambien me hice esas preguntas y escucho esas mismas excusas estupidas dela gente que migra y regresa sin admitir su fracaso del extrajero y se acobardan de emprender aventuras que enriquecen el alma y que ninguna familia ni hijos te las daran a mis 44 años iniciare mis exploraciones chao un beso.....

Anónimo dijo...

Hola, me encantó tu comentario... aunque ya tiene algun tiempo, sigue siendo valido; en fin no pienso quedarme en palabras. Gracias, me abriste la mente. A veces creo que hay que sacrificar algunas cosas (aunque a otros les duela) por alcanzar los sueños propios.ncuando gustes charlamos andy_wacko@hotmail.com

Anónimo dijo...

ta muy bueno...yo emigre a australia tuve la oportunidad de obtener una muy buena visa pero no fue tan facil xq tengo 22 años y fui padre a los 18 en chile trabajaba y estudiaba pero no veia un real progreso a pesar de todo mi esfuerzo y tome la decicion de ocupar mi visa australiana y con un poco de ingles(basico principiante) me atrevi y me fui..recivi ayuda al principio con mis cuñados(no economica) para ser cuento corto despues de un año me traje a mi hijo y a mi esposa..creo q el atreverme a emigrar fue una de las decisiones mas dificiles q he tomado en mi vida ya q estuve lejos de mi mujer y mi hijo por un año ahora estoy mas trankilo estamos mas independientes pero se extraña siempre a la familia y amigos :)