martes, febrero 21, 2006

Reflexiones de un viaje relámpago.

Ya ven como son las cosas mis queridos amigos... la vida nos trae de sorpresa en sorpresa.

Resulta que teníamos unos vouchers de LAN Chile, que nos fueron regalados por cortesía debido a que se sobrevendió el vuelo y decidimos esperar el siguiente.

Lo que no dijeron es que tenían fecha de vencimiento Febrero del 2006, así que decidimos visitar a mi cuñada en Santiago de Chile, unos días, para no perder esos boletos. Hace dos años estuve 10 días allá.

Esta vez, apenas fue un fin de semana pero la pasamos fantástico. Santiago es una ciudad muy linda y la mayoría de las personas que te atienden son amables.

La nueva casa de mi cuñada esta en un barrio más bonito y más tranquilo que el anterior. Y eso que el anterior era una maravilla.

Pro supuesto que no todo es hermoso en Santiago, tiene su cara fea como cualquier otra ciudad.

Lo que si he podido aprender de viajar es que, la pobreza externa no es la misma en todas partes.

Si alguna vez han viajado a Perú, por carro, verán que la entrada a Lima está plagada de barrios pobrísimos donde las casas son de 2 por 2 metros y sus columnas con 4 palos que sostienen paredes hechas de plástico, cartón o desechos.

En India, al salir del aeropuerto de Delhi, se pueden ver familias enteras durmiendo a la intemperie, kilómetro tras kilómetro.

En Ecuador y en Chile aún no se ve eso ni en esa proporción. Con eso no estoy diciendo que aquí estamos de lujo, no.

Solo que siempre hay muchos quejándose de lo pobres que somos y muy pocos haciendo algo real para dejar de serlo porque llegan las elecciones y ¿Qué hacen? Votar por el que les regala un kilo de arroz y un litro de aceite ¿Así vamos a dejar de ser pobres?

Que te den de comer hoy ¿Justifica elegir al que te va a matar de hambre por años?

No lo creo.

Sinembargo lo que me parece más peligroso es que haya grupos que quieran cambiar violentamente las cosas, allí ni siquiera cabe pensar en un mañana.

El mañana se construirá cuando todos comprendamos que el futuro lo forjamos hoy, educandonos, pensando en el bienestar de la mayoría antes de elegir, siendo menos egoístas.

Mientras tanto, solo estamos remendando...

5 comentarios:

Anónimo dijo...

la próxima que tengas boletos vagos, me avisas nomás

con confianza oe

rafael

Ingrid dijo...

Hola, Rafita :)

Pues si se pueden transferir y ningún familiar los quiere, te aviso.

Estos solo podían ser usados por mi esposo o por mi.

Ya ves las restricciones...

Saludos.

kevinhurlt dijo...

changos!

Luunna dijo...

No habia leido este post, viniste a mi patria, como no me entere, para habler hablado por telefono mas no hubiera sido.
Bueno ya esta sera para la proxima
Un abrazo
Luunna

cheqa dijo...

es extraño..hace un par de meses emprendí el viaje más loco de mi vida...de quito a buenos aires por tierra sin presupuesto y sola...
hoy tras ese mágico sueño, la vida no es la misma..es mucho mejor!

abrazos desde mi cheqa..