martes, junio 14, 2005

Lo que descubrí en el silencio...

A mí, el ser profundamente religiosa me hizo atea...

Siendo atea me libré de muchos prejuicios, estructuras, miedos, castigos "divinos" y demás hermosuras con que te sujetan el alma al popular dios castigador que todos conocemos... pero... y este es un gran PERO... no reemplacé el amor a Dios con el odio, simplemente cuestioné todas y cada una de mis creencias.

Esto era entre El y yo, sin intermediarios, luego supe que ese "El" no era El, sino el “Castigador”.

Ahí fue que, estando sola conmigo misma, lejos de la religión, de las opiniones de ateos y no ateos, en ese silencio donde no puedes escapar de tu propia esencia… me permití escuchar... y ¿Saben qué descubrí?

Descubrí a DIOS por primera vez. Puro, real, siempre presente. NUEVO, fresco.

Un Dios desconocido que estaba en mi interior y que, ahora se que está en cada uno de nosotros, un Dios que la religión no conoce porque solo se muestra a cada hijo, no a instituciones.

A ese Dios no se accesa siguiendo a grupos sino a tí mismo, a tí misma.

Ese Dios jamás te castiga ni te lapida ni te pide pruebas ni te pide renuncias ni pobreza ni te atormenta con el karma.

Ese Dios te ama, te levanta, te fortalece, te unge, te permite ver a través de sus ojos lo que realmente eres: Su hijo, su hija.

Ese Dios impregna de su luz cada una de tus células, de tus átomos, te renueva, te regresa a la vida.

Sella en tu corazón su permanente presencia para que no vuelvas a caer en la ilusión de estar solo en el mundo.

No intenta convencerte, tiene la suprema delicadeza de esperar a que tú te acerques. Te deja ejercer el libre albedrío a que tienes derecho.

Ese Dios nunca te va a enseñar a violentar la decisión de otra persona ni a imponerle tus creencias ni a entrar en debates porque te muestra que El vive en cada uno de los que conoces y de los que no conoces. El te enseña a amar, a comprender y a comprenderte.

No te pide que creas, te pide que le conozcas, te quita el velo para que veas que entre El y tú solo están los temores infundados que te enseñaron o que tú creaste.

Es accesible, no te habla de dogmas, es más El destruye los dogmas.

Te mueve a leer, a informarte, a verle en todas las áreas, te enseña que la ciencia es parte de El. No gusta del oscurantismo.

A veces, su apertura te asusta… la libertad asusta… ir hacia lo desconocido asusta… tanto amor asusta… pero El te guía, te hace comprender que su fortaleza está en ti y que tu naturaleza es conocer, ser un(a) navegante de la realidad. No te limita.

Cuando crees que ya viste una isla, te señala otra y otra y luego el continente y te recuerda que no ceses de navegar.

Es tu naturaleza…

6 comentarios:

Lanco dijo...

Ingrid.
Saludos, primera vez que leo tu blog.
Pues, excelente, es ese Dios, y no otro, el que me regocija a mi también. Quien me ha ayudado, aconsejado y amado.
Podría decirte un millón de cosas más, pero ya se hizo tarde.
Volveré, lo prometo.

FAP dijo...

Hola Ingrid, leí tu pregunta en el corcho de Drago, no se si ya te la respondieron de todas maneras aquí va.

La forma mas fácil yo creo es que hagas un clic en la parte inferior derecha de cualquier cajita de comentarios donde diga GET ONE!

Luego tienes que registrarte para el servicio, creo q solo te piden la pagina web, tu email address te tienes que crear un username. Luego eliges el diseño que te guste, y copias el código en tu template...

Si algo no entendiste, sientete libre de escribirme con gusto te ayudare.

Juan Xavier Larrea dijo...

¡Qué cantidad de tonterías en un solo lugar!

MediatoolsEC dijo...

Mi anhelo es que hayas podido encontrar al unico Dios realmente amoroso, el verdadero amor, que no castiga pero si el que ama de forma sobrenatural.

Poisonito dijo...

...y pensar que me encuentro en una situación en que la religión no me está satisfaciendo.
He encontrado a Dios en mi interior y en los seres humanos que me rodean cercanamente.

Ingrid dijo...

Lanco,mediatoolsec, Poisonito me alegra saber que existen otros que están en la búsqueda o que han hallado lo REAL.

FAP, gracias. ya la añadí.

Juan Xavier Larrea, gracias por tomarte la molestia de escribir.

Saludos a todos. Ya ven que tarde pero leo. :)