sábado, mayo 21, 2005

Ojalá y se pudiera mejorar esto...

Y bien, siguiendo con las reflexiones del camino... se han fijado que el ambiente está raro?
Yo notó más agresividad, parece como si hubiéramos perdido la capacidad de hablar calmada y cortésmente.

No quiero creer que un simple "Permiso" te quite tanto tiempo o te baje el status. En fin...

Hace días me fuí a dar una vueltita a un Centro Comercial y de las decenas de personas que me topé, solo una (sí, una!!) me dijo "Permiso" antes de pasarme la mano a centímetros del rostro y tomar unas vinchas y qué creen? Era una abuelita!

El resto de personas ni se volteaba cuando empujaba, pasaba rozando, pisaba, gritaba en el oído, lanzaba algo cerca o sus niños te molestaban. No crean que todo esto me lo hacían a mí o solo a mí... Nooooo!

Hasta ví cuando varias chicas de colegio (omitiré que colegio pero queda en Samborondón) empujaron a un abuelito por pasar corriendo como chivas. Se ve que cada generación viene más inconsciente je!

Semanas atrás fui a comprar cds de música y como siempre te dicen, "dí NO a la priratería", decidí gastarme algunas decenas de dólares en TR (omitiré su nombre pero queda en San Marino Shopping) porque tienen una selección de mi gusto personal.

Me tomé una hora en revisar y seleccionar cds. Me acerqué a escucharlos antes de comprarlos para no llevarme decepciones posteriores. Esperé casi 20 minutos por un equipo. Mientras tanto vi que la empleada tuteaba y era algo ruda con el cliente delante de mí.

Por fin accedí a un equipo. El panel no se entendía ni siquiera tenía display, pedí ayuda a la chica que atendía, la pobre tenía una cara de podrida única... me miró como si le estuviera pidiendo plata y sin moverse me dijo que las flechas eran para desplazarse y el play... bueno que ahí estaba.... como si yo recién hubiese salido del pasado y no supiese usar un cd player.

La educación me indicó buscar vida inteligente a mi alrededor e intentar descifrar el panel, cosa que pudé lograr gracias a la ayuda de otro comprador que muy amablemente me indicó lo que él había descifrado: que el play ni nada servía y para todo se usaba la flecha de la derecha.

Me puse los audífonos y no se oía nada. Le indiqué eso a la chica, me dijo que sí se oía porque estaba "andando" (cosa que ella verificó mirando hacia abajo desde lejos).

Le indiqué que YO no estaba oyendo nada. De mala gana se acercó, me dijo muy molesta que SI estaba "andando". Le pasé los audífonos, volvió la mirada asesina. Se los puso y cambió de cara al ver que no se oía nada. Solo me dijo que cuando se desocupe el otro equipo, me cambie. Ni un pequeño "Disculpe".

Está visto que si nuestros padres ya habían perdido la cortesía, nosotros nos estamos volviendo una generación de casi salvajes, pero esto no terminó ahí.

Al fin desocuparon el otro equipo y cuando le pasé mis 3 cds (que seleccioné después de estar 1 hora buscando) la demonia de Tazmanía, me dijo: todos estos?

Casi le digo: No, bonita! que va! solo era para que me los sostuvieras un rato!

Puso el primero y no coincidía con la numeración de la lista. Tuve que decirle a Taz (llamaremos así a la chica que atendía) que mire la numeración en el display, dado que el panel no tenía uno. Me dijó: 4 ... y tenía que ser el uno. Retrocedí 3, pregunté y ,Taz desde lejos se agachó y gritó 8 ... retrocedí 7 y, Taz gritó: 12 ...

Respiré, pedí ayuda a otro empleado y me dijó que ella, Taz, era la que me debía atender. La llamé y luego de gritarme: Espera (Si, de tú no de Usted) vino y le expliqué qué pasaba y que, lamentablemente para las dos iba a preguntarle la numeración.

No escuché ni 3 canciones que me dijó: Tienes que terminar. Y me indicó un cartel que decía "10 minutos por persona". No podía creerlo! Yo había esperado 20 minutos antes de todo lo que he relatado.

Le dijé que si era así por qué no me lo había indicado y no me había ayudado viendo todo lo que pasaba. Su respuesta fue una sonrisita y: El cartel lo indica, además otros esperan. Vuelve después pero te digo... vas a tener que esperar porque tienes varios cds y hay "otros" clientes.
Volteé y los 2 que esperaban en fila en el equipo dañado (seguramente porque no querían tratar con Taz y tenían la remota esperanza que los atienda otro), con cara de susto miraron para otro lado.

Taz añadió: Tienes que irte, lo siento. Ponte más atrás, por favor. Y empezó a abrir el cd de un cliente de al lado. Que se cambió de fila todo asustado apenas ella grito: Tu cd!

Fuí a la caja, pregunté por el supervisor, que resultó ser el mismo cajero. Un tipo amable, al cual le expliqué lo que sucedió, no sin antes recordarle que era cliente asidua y era la primera vez que me atendía esta señorita. El me pidió que le indicará quien era, cuando lo hice alzó la ceja y puso cara de susto también. Lo cual me hizo pensar que Taz era muy conocida por su mal temperamento. No vi mucho futuro para mi queja. Y tuve razón...

Hace días pasé por TR en el San Marino Shopping y saben qué? Taz continúa en el mismo puesto, la gente sigue siendo maltratada pero ahora algunos se ríen y lo toman a broma.

Dicen que son otros tiempos y debes adaptarte al trato de los "jóvenes", que no puedes esperar que te traten como no fueron educados. Es decir, ser un grosero, casi salvaje es cool!, es chévere! está bien, Dude!

Yo me pregunto: Si eres un empleado y llevas la camiseta del lugar de trabajo, esas justificaciones sirven? No forman parte de la imagen del negocio? Quién diablos es el cliente en todo esto? Una diversión para el empleado?

3 comentarios:

Xica dijo...

Te recomiendo Musicalísimo del Mall del Sol. Excelente atención de TODOS los empleados, aparte de precios muy buenos. Busca los "especiales" son CD's originales que se ponen de oferta a 5 dólares sólo por ese día. Yo he cazado algunos muy buenos, que normalmente me hubiesen costado el triple.

Ingrid dijo...

Gracias por el dato, Xica :)

Lo visitare.

|_Bonny_| dijo...

Hagamos una protesta en contra de los empleados de TR. Como quisiera que hubieran unos empleados como los de Empire Records.... (han visto la pelicula?)