martes, agosto 09, 2005

Sabes como llamarle?

A eso de caer y volver a levantarte,
de fracasar y volver a comenzar,
de seguir un camino y tener que torcerlo,
de encontrar el dolor y tener que afrontarlo,
a eso, no le llames adversidad,
llámale SABIDURIA.




A eso de sentir la mano de Dios y saberte impotente,
de fijarte una meta y tener que seguir otra,
de huir de una prueba y tener que encararla,
de planear un vuelo y tener que recortarlo,
de aspirar y no poder,
de querer y no saber,
de avanzar y no llegar,
a eso, no le llames castigo,
llámale ENSEÑANZA.




A eso de pasar días juntos radiantes,
días felices y días tristes,
días de soledad y días de compañía,
a eso, no le llames rutina,
llámale EXPERIENCIA.




A eso de que tus ojos miren y tus oídos oigan,
y tu cerebro funcione y tus manos trabajen,
y tu alma irradie y tu sensibilidad sienta,
y tu corazón ame,
a eso, no le llames poder humano,
llámale MILAGRO.



Autor: Anónimo.



Imágenes cortesía de las galerías de Corey Wolfe, Daniel B. Holeman y Josephine Wall.

7 comentarios:

Hiscariotte dijo...

Las definiciones, por definición, son inexactas, y además dependen del contexto de cada quien.

Eduardo dijo...

Llegas a dos o tres puntos de tu vida que transforma un instante en momentos de verdadera satisfacción en cuando se confunden los caracteres más inpensables: milagros, sabidurías, etc., son parte de nuestro inteior...

Ingrid dijo...

Saludos, Hiscariotte :)

Gracias por visitar!

Ingrid dijo...

Qué tal, Eduardo? :)
Si, creo que en esos momentos son los que se vuelven inolvidables.

Saludos.

alma dijo...

A la comunión de todo ello, llámale: "la Magia de la Vida"

...el soplo que nos anima.

Besos!

EL ATEO dijo...

TOMARE PRESTADO TU ESCRITO ANONIMO...

Fatima dijo...

Hola, paso saludando.