viernes, agosto 12, 2005

El Guerrero como parte de la psique

Hace poco, viendo CSI, me topé con esta frase:

Tratar a alguien como basura no es un trabajo es una elección.

Muchas personas y hasta instituciones que ELIGEN lo incorrecto, se escudan bajo la frase:

Solo hacía mi trabajo.

Desde los bouncers hasta los vigilantes y lo que es peor, los militares…

Vemos fotos de los soldados torturando gente y cual es su justificación:

Solo hacía mi trabajo…

De uno y otro lado, la misma respuesta acompañada de:

En la guerra todo vale.

Si no hacemos lo que nos ordenan (no importa si eso está bien o mal), como uno solo, perderemos.

Si no lo hacemos nosotros, lo hará el otro.

Solo obedezco órdenes.

Y frases por el estilo como si ser soldado es ser autómata… como si no tuvieran poder de elegir.

Y bueno, tal vez sea así, tal vez ser soldado sea ser autómata.

Tal vez lo que hace falta es rescatar el arquetipo del GUERRERO, tal vez en la degeneración que sufrieron nuestros valores, el Guerrero fue devaluado hasta caer en ser el soldado.

Soldados autómatas, soldados que no piensen, soldados sin albedrío, soldados que repiten frases como la arriba citadas para acallar a la voz de su consciencia que les grita que pueden elegir.

Tal vez sea tiempo de rescatar al Guerrero que pensaba, que tenía honor, palabra y dignidad, que sabía por qué y para qué peleaba, que amaba a su Patria no porque un eslogan lo decía sino porque viviendo en ella, había aprendido a quererla a través de su gente.

Un guerrero no tomaría fotos humillantes de sus cautivos, eso es fechoría de un soldado, un marine que “solo hacía su trabajo”.

Un guerrero no pondría en fila y dispararía a la cabeza de los cautivos después que estos se rinde, eso lo hace un soldado, un khmer rojo porque “en la guerra todo vale”.

Un guerrero no se prestaría para llevar miles de personas a un horno, eso lo hace un soldado, un nazi que “solo obedecía órdenes”.

Rescatar el arquetipo del Guerrero es evocar a Héctor, a Eneas y más cercanamente a Rumiñahui, a Pintag, a Nasacoto Puento.

El Guerrero lo llevamos todos dentro porque forma parte de la psique. Rescatemos a nuestro guerrero, a nuestra guerrera.

Tal vez así dejemos de aceptar sin pensar lo que el gobierno o la sociedad nos quieren imponer como verdad, SU verdad.

Tal vez rescatando al guerrero asumamos nuestra cuota de responsabilidad en lograr un lugar mejor donde vivir.

Tal vez asumiendo el valor del guerrero dejemos de ser indiferentes ante la injusticia que nos rodea.

Tal vez rescatando el honor del guerrero no nos solidaricemos con la corrupción ni permitamos corruptos en la política ni en las cortes ni en la policía.

Tal vez rescatando al Guerrero, a la Guerrera, recuperemos nuestra LIBERTAD

10 comentarios:

EduJl dijo...

Sería muy bueno decir que no hay mal sin bien...

Si el mundo fuese lleno del bien, tratariamos de hacer el bien perfeccionado en alguna ocasión y sería un caos.

Si el mundo fuese lleno del mal, no estaríamos para contarlo.

El bien y el mal deben buscar un equilibrio...

El mal fue creado para buscar la infinita compasión del perdón... Y el bien para que parte de tu vida sea mejor...

(Lo puse hoy en mi blog)

Ingrid dijo...

Justamente edujl, creo que nos estamos acercando cada vez más a la segunda opción y como creo que todos queremos estar para contarlo, sería bueno despertar al guerrer@

Saludos :)

Hiscariotte dijo...

Una definición no hace a una persona; una persona se hace a sí misma sobrepasando las definiciones.

Ingrid dijo...

Veo que entendiste, Hiscariotte :)

Saludos!

Wellington Cabrera dijo...

Ingrid, son pensamientos muy profundos acerca del guerrero. Gusto e saludarte, a los tiempos !
Te considero una gran amiga

Ingrid dijo...

Wellington, amigo!
A los tiempos, así es :)

Gracias por leer y dejar tu comentario.

Saludos a Sonia :)

alma dijo...

El guerrero sabe que la lucha es consigo mismo y no contra los demás. Uno hace su elección, es simple vives con corazón o sin él..ya lo decía el viejo:

"Cualquier cosa es un camino entre un millón de
caminos. Por tanto, un guerrero siempre debe tener
presente que un camino es sólo un camino; si siente
que no debería seguirlo, no debe permanecer en él bajo
ninguna circunstancia. Su decisión de mantenerse en
ese camino o de abandonarlo debe estar libre de miedo
o ambición. Debe observar cada camino de cerca y de
manera deliberada. Y hay una pregunta que un guerrero
tiene que hacerse, obligatoriamente: Tiene corazón
este camino?"

Las enseñanazas de Don Juan.
Carlos Castaneda

Angel Goku dijo...

Felicitaciones por el comentario. Totalmente de acuerdo con el análisis de las estúpidas justificaciones que emplean aquellos que cual perfectos autómatas, se limitan a obedecer a ciegas sin detenerse a pensar. Será por eso que no me agrada la vida militar.

Pero también está la otra cara de la moneda. Alguna vez leí, respecto del repudiable comportamiento de los soldados en las guerras, que no sólo lo hacen por seguir órdenes. A muchos simplemente les gusta hacerlo. Triste, pero cierto.

jonhar dijo...

El problema no es el soldado que obedece ordenes y mata en la batalla. El problema es la guerra creada por la estupidez humana. El problema no es que un soldado lleve a un judio a un campo de exterminio, sino el odio de la gente por los judios (en Españe cambiese por gitanos, emigrantes...).
El problema es que el hombre es estupido y dañino.
Aunque me han dicho que también puede ser generoso y bueno.

Luigi Salas dijo...

fuese bueno que el mundo sea todo cuento de hadas... pero no existiria ningun equilibrio... despues de todo el mal siempre existe... es lo que nos hace estar en un lado o en el otro.... segun lo que queramos.... por eso prefiero estar en el centro :p