viernes, diciembre 15, 2006

Y volver, volver, volver...

No se si pueda ser constante pero, tengo tanto que contar!

Jeje... vaya, que días han sido estos. Me he dado una vuelta por Canadá, USA, México, Ecuador (por supuesto) y de regreso a Australia.

Llegué y zas! Están cambiando las reglas migratorias y de ciudadanía... no digo...

En fin, que sea para mejor.

Justo ahora hay un incendio tremendo, el peor en 50 años, decían. Y otro más en Tasmania. Este país arde en llamas.

Pensé que era mentira cuando me contaban que el sol es peor que el de Ecuador. Pues se quedaron cortos. Es como si te achicharrara la piel, con mucha razón, el cáncer nacional es el cáncer de piel.

Y yo que soy de color "firme", dos saliditas al sol y ya parezco muñeca de gengibre (¿Me dije muñeca? Mmmm...).

Bueno, ya son las 10:47 p.m. A dormir se ha dicho, mañana hay mucho por hacer, y tan poco tiempoooo!

Nos leemos.

2 comentarios:

Ludovico dijo...

Que gusto que estes blogueando de vuelta. tal vez la vida esta más interesante de lo que pensaba. :p. Besotes

Álvaro dijo...

Muñeca de gengibre... una metáfora muy singular. Un saludo cordial desde el norte.
Nos leemos